La estrategia para aumentar el uso de autos eléctricos y cambiar la matriz energética del país

La estrategia para aumentar el uso de autos eléctricos y cambiar la matriz energética del país

Los esfuerzos van dirigidos a que al 2050, el 40% de los vehículos particulares y el 100% de los del transporte público sean eléctricos.

La estrategia de electromovilidad impulsada por el Ejecutivo busca potenciar el uso de autos o trasporte públicos eléctricos, los cuales destacan por ser cuatro veces más eficientes que los convencionales, más silenciosos, más limpios y requieren menos mantención.

Esta política pública establece ejes y acciones prioritarias para el fomento de la electromovilidad, siendo un trabajo conjunto entre los sectores público y privado, liderado por los ministerios de Energía, Transporte y Medio Ambiente con el apoyo de distintos expertos, académicos y representantes de empresas del sector.

Los esfuerzos van dirigidos a que al 2050 el 40% de los vehículos particulares y el 100% del transporte público sean eléctricos.

En la región de O’Higgins ya se están viendo ejemplos de ello con la implementación de buses eléctricos para transportar trabajadores de la División El Teniente y la puesta en marcha del primer bus interurbano de América, de la empresa Tur Bus, que comenzará a recorrer el tramo Rancagua-Santiago desde el 25 de febrero.

El seremi de Energía, Pedro Pablo Ogaz, sostuvo que a estas iniciativas se suman a implementar electromovilidad en la maquinaria que se utilizará en la producción de la mina El Teniente, reemplazando las energías no renovables provenientes del petróleo o diésel.

Para potenciar el uso del auto eléctrico en O’Higgins, se suman la apertura de electrolineras, que ya son cuatro en la región.

La estrategia de electromovilidad también incorpora aspectos relacionados la eficiencia energética, estableciendo una meta país de disminución de 20% en la demanda energética de fuentes no renovables proyectada al año 2025.

El objetivo es que la demanda por fuentes no renovables como petróleo, gasolina o parafina disminuya y en cambio, aumente la demanda de energías renovables como la eólica, solar o geotérmica.

La realidad de O’Higgins también se estaría adecuando a esta directriz, con el ingreso de proyectos de energías renovables “que en sus procesos involucran eficiencia energética”, destaca Ogaz..

El seremi añadió que los proyectos privados en esta materia energética en la región sobrepasan los 2000 millones de dólares.

Por otro lado, este plan también contempla el apoyo a personas y empresas de menor tamaño a quienes con funcionarios del Ministerio de Energía y sus respectivas Seremías, se les proporciona asesorías en el uso de energías e incluso financiamiento para proyectos de consumo y producción energética más limpia y eficiente, asunto que ya se comenzó a aplicar en O’Hggins y continuará en los próximos años.

“Estamos teniendo un cambio de paradigma que ya es una realidad, pero esto está recién partiendo” la cual permitirá, en impresión del seremi, cambiar la matriz energética del país.

FUENTE

Deja un comentario

Comentario (Requerido)

Puedes usar estos tags HTML

Nombre (Requerido)
Email (Requerido)