Mercedes presenta el nuevo EQA, su coche eléctrico SUV más asequible

Mercedes presenta el nuevo EQA, su coche eléctrico SUV más asequible

Este ejemplar de cero emisiones, que se pone a la venta el 4 de febrero, ofrece una autonomía que supera los 400 kilómetros

Aspirante a asumir el liderazgo en el campo de la propulsión eléctrica, Mercedes-Benz muestra por primera vez su nuevo lanzamiento en el segmento de los automóviles eléctricos. En este caso se trata de un modelo urbano con carrocería en formato SUV, en el cual se aprecia un notable parentesco con el exitoso modelo GLA de la firma alemana. Se trata del nuevo modelo de acceso al mundo de la movilidad eléctrica de Mercedes-EQ.

Con una longitud de 4,46 m, anchura de 1,83 m y altura de 1,62 m, las primeras imágenes del nuevo EQA muestran un diseño que refleja lujo avanzado. La imagen frontal permite su identificación como miembro de la familia Mercedes-EQ, con su calandra Black Panel que incluye la estrella central, acompañada de las bandas luminosas delante y detrás. Un cable de fibra óptica horizontal une las luces diurnas de unos faros LED cuyo interior, con un diseño preciso y detallado, otorga mayor personalidad al vehículo. Las franjas de color azul en los faros y las luces traseras LED completan la singular imagen del EQA.

El 4 de febrero dará inicio la comercialización del modelo y las primeras unidades llegarán a los concesionarios europeos durante la primavera del continente. Así la marca va ampliando su catálogo de productos eléctricos, que ya cuenta con el gran monovolumen EQV y el SUV de mayor tamaño EQC, ambos con tarifas superiores a la que costará el ejemplar que aquí nos ocupa, cuyo precio oficial todavía no se ha desvelado.

Equipada con un motor eléctrico en el eje delantero y una batería de iones de litio con un contenido energético de 66,5 kWh, la primera versión disponible será el EQA 250, variante con potencia de 140 kW (190 CV) y 375 Nm de par motor, consumo eléctrico en ciclo mixto de 15,7 kWh/100 km y autonomía WLTP de 426 km. La velocidad máxima es de 160 km/h y la aceleración 0-100 km/h, de 8,9 segundos.

Más adelante será el turno de versiones con tracción a las cuatro ruedas y una cadena cinemática eléctrica adicional (eATS) que elevará la potencia por encima de los 200 kW. También llegará una versión con mayor eficiencia de los componentes del vehículo, con una autonomía superior a los 500 km.

El nuevo EQA contará con un sistema de navegación con Electric Intelligence, encargado de calcular la ruta que lleva con mayor rapidez al destino indicado teniendo en cuenta de forma automática las fases de carga de la batería. El equipo tiene en cuenta las paradas necesarias para recargar, incluyendo todo tipo de factores externos. El conductor cuenta asimismo con un asistente ECO que ofrece una función de recuperación de energía optimizada con diferentes recomendaciones durante la conducción. También es posible escoger entre distintas variantes y niveles de recuperación energética (DAuto, D+, D, D- y D–).

Una de las claves para lograr una extensa autonomía es la favorable resistencia aerodinámica: el nuevo EQA tiene un coeficiente cx desde 0,28. Otro factor que juega a su favor es la sofisticada gestión térmica del vehículo gracias a la incorporación de una bomba de calor que sirve para aprovechar el calor residual de la propulsión eléctrica para la calefacción del habitáculo. Además, es posible preclimatizar el habitáculo mediante el sistema de infoentretenimiento MBUX o mediante la Mercedes me App.

Para cargar la batería, Mercedes me Charge facilita al conductor del EQA el acceso a la mayor red de carga existente en todo el mundo, con más de 450.000 puntos de carga con corriente alterna y corriente continua en 31 países. Es suficiente con registrarse una vez para beneficiarse de un acceso unificado y una función integrada de pago con liquidación sencilla. El tiempo de recarga en una wallbox se estima en unas 5 horas y 45 minutos. En una estación de carga rápida, 30 minutos serán suficientes para disfrutar nuevamente del 80% de la batería.

Mercedes-Benz anuncia un elevado dinamismo -incluyendo la opción de amortiguación adaptativa regulable- y, por supuesto, los más altos niveles de seguridad. El EQA equipa de serie sistemas inteligentes de asistencia a la conducción como el detector activo de cambio de carril y asistente de frenado activo. Entre las múltiples funciones disponibles destaca la advertencia al salir del vehículo si se acercan ciclistas u otros vehículos y una advertencia preventiva si se reconocen personas en el entorno de un paso de peatones. Finalmente, el desarrollo de la carrocería ha sido concebido y adaptado a las exigencias específicas de un vehículo eléctrico.

El interior del EQA incorpora detalles que acreditan su condición de vehículo eléctrico. En función de la línea de equipamiento escogida, incorpora un elemento de adorno retroiluminado, además de elementos decorativos en color oro rosa en los difusores de ventilación, asientos y llave del vehículo. El maletero cuenta con un volumen de 340 litros.

El equipamiento de serie incluye faros LED High-Performance con luces de carretera automáticas, portón trasero Easy-Pack de apertura y cierre eléctrica, llantas de 18 pulgadas (en opción podrán ser de hasta 20 pulgadas), iluminación de ambiente con 64 colores, cámara de marcha atrás, sistema de infoentretenimiento MBUX y el equipo de navegación con Electric Intelligence. La personalización se puede completar con las líneas de equipamiento Electric Art o AMG Line, así como el paquete Night.

FUENTE

Deja un comentario

Comentario (Requerido)

Puedes usar estos tags HTML

Nombre (Requerido)
Email (Requerido)